Tablet o portátil, ¿Qué es lo que más me conviene?

Leave a comment

En este artículo trataremos el dilema en el que nos encontramos cuando queremos hacernos con un nuevo dispositivo y dudamos si escoger tablet o portátil. Podemos decantarnos por la tablet ya que nos ofrece una gran movilidad y funcionalidad táctil. Por también podríamos decantarnos por un portátil debido a su mejor rendimiento y posibilidad de usarlo para pequeños trabajos. En primer lugar, queremos decirte que tenemos buenas noticias para ti: ¡No hace falta elegir! Ya hace tiempo que salieron al mercado unos dispositivos que resuelven todas estas pequeñas dudas llamados convertibles. También los podrás encontrar con el nombre de 2 en 1, portátiles híbridos… Cuestión de nombres, como prefieras llamarlos.

Tablet o portatil

Estos convertibles combinan las ventajas de las tablet y de los portátiles y su venta está creciendo por encima del mercado de las tablet e incluso de los portátiles. A continuación explicaremos cómo los convertibles pueden solucionar esa decisión que intentas tomar. En caso de no querer optar por esta solución, te explicamos cuándo optar por una tablet y cuándo por un portátil.

Convertibles 2 en 1

Si estás dudando entre tablet o portátil, en el 99% de los casos, un convertible es lo mejor para ti.

Que quieres una tablet, usas el convertible en modo tablet. Que quieres un portátil, usas el convertible en modo portátil. Así de sencillo, ¿No? Si no has oído hablar nunca de los convertibles, tenemos que decirte que probablemente estos dispositivos sean predominantes y se impongan en un futuro cercano. En unos años, es posible que dejen de fabricarse tablet para dar paso a los convertibles. No son nada raro ni nada caro, de hecho tienen precios similares a portátiles y tablet. Puedes comprobarlo en nuestro artículo actualizado cada mes con los mejores convertibles 2 en 1 o puedes echar un vistazo a nuestra recopilación de los mejores convertibles baratos.

Constan de una pantalla táctil que se separa del resto del dispositivo o se voltea. Esta pantalla es la que puede funcionar de forma totalmente independiente lo que hace que se transforme en una auténtica tablet y que puedas usarla como tal:

Cuando juntas la pantalla al resto del dispositivo consigues que funcione en modo portátil. Es decir, tendrás un portátil normal y corriente.

Ventajas de los convertibles frente a tablet o portátil

  • No hace falta elegir. Al elegir entre una tablet y un portátil estás dejando un dispositivo por el camino. Quizás necesites los dos o quizás quieras los dos. Si te haces con un convertible, tendrás dos dispositivos en uno y sólo tendrás que gastar la mitad del dinero.
  • Ahorro. ¿Y si compras la tablet o el portátil y luego ves que necesitabas el otro dispositivo? Otra vez a gastarte dinero. Con un convertible evitarás nuevos desembolsos.
  • No conlleva riesgo. En caso de optar por un convertible y luego darse cuenta de que casi sólo usas el modo tablet no pasa nada, ya tienes tu tablet. Si por el contrario lo usas más como portátil, tampoco pasa nada ya que tiene la potencia y las funciones necesarias para funcionar como tal. Al escoger entre tablet o portátil más adelante podemos arrepentirnos.
  • Escalabilidad. La vida cambia. ¿Y si ahora utilizas más la tablet y es lo que más necesitas pero dentro de unas semanas o meses necesitas un portátil? Empiezas en un nuevo trabajo, un nuevo proyecto… Pueden pasar mil cosas y tampoco es cuestión de estar comprando un dispositivo nuevo para cada ocasión.
  • Un convertible es superior a una tablet. En cualquier aspecto, una convertible va a ser superior a una tablet. En general suelen tener más potencia, funcionalidades y conectividad.
  • Aporta funciones que un portátil no te da. Nunca podrás usar tu portátil para jugar a juegos táctiles o con la comodidad de no necesitar un teclado y un ratón. Gracias a los convertibles podrás olvidarte de todo esto mientras lo usas en cualquier rincón.
  • Versatilidad

  • Multitarea y movilidad. Cuando dudamos entre tablet o convertible es porque necesitamos funcionalidades que ambos dispositivos tienen. Hay cosas que con las tablet no podríamos hacer, con el ordenador sí pero un portátil sería demasiado aparatoso. Por ejemplo, ¿Quién no ha querido ver un vídeo de YouTube en un lado de la pantalla o minimizado mientras escribía un documento, leía el periódico…? Con un convertible podrás hacer ambas cosas aunando las ventajas de los dos dispositivos.

¿No te han convencido los convertibles? Hay situaciones en las que los 2 en 1 no nos valen. Entonces no queda más remedio que tomar una decisión. Vamos a ver cuándo elegir portátil o tablet.

Entre tablet o portátil… Cuándo escoger tablet

Necesitas Android. Si lo que quieres es tener un dispositivo Android para utilizarlo como si fuera un móvil con pantalla grande y jugar a juegos y apps chorras, es mejor que te decantes por una tablet ya que vas a tener una amplia de modelos con Android y su mercado de Apps cuenta con una amplia gama de apps que no tendrías en un portátil. Ahora mismo un convertible con Android no tiene mucho sentido, así que si este punto es importante para ti, un convertible tampoco te serviría.

No vas a trabajar nunca con él. Si no vas a usar el dispositivo mayoritariamente sobre una mesa, viajas mucho y nunca vas a utilizarlo para trabajar, quizás no necesites un portátil. Es decir, las tablet suelen ser única y exclusivamente para ocio. O cumplen una tarea o proceso específico o no sirven para trabajar. Si por el contrario sí que piensas que algún día podrías usar tu dispositivo para hacer algún trabajo o tarea más compleja, una tablet no es recomendable.

Entre tablet o portátil… Cuándo escoger portátil

Necesitas realizar tareas complejas. Si eres informático, diseñador, quieres editar vídeo, fotografía… Está claro que una tablet se te va a quedar muy corta de funcionalidades y no vas a poder hacer todo esto. En general para cualquier tarea o proceso complejo que no sea jugar a mini juegos o navegar por Internet… Será mejor un portátil.

Tu trabajo se basa en el dispositivo. Si manejas redes sociales, trabajas siempre con un dispositivo electrónico… Al final si tienes una tablet acabarías comprando un teclado o algún complemento para hacerlo parecer más a un portátil que a otra cosa.

¿Te ha ayudado este artículo a tomar una decisión? Cómo habrás visto es muy fácil quedarse con la opción del convertible frente la tablet o el portátil. Para la mayoría de casos es la mejor opción. Si tienes alguna duda o cuestión que plantear te esperamos debajo en los comentarios, estaremos encantados de leeros y responder tus preguntas. Si te ha gustado el artículo puedes valorarlo aquí: No me sirvió para nadaPésimoMe gustóMuy buenoMe ayudó, gracias! (3 votos, media: 4,00 de 5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *