¿Quién narices quiere un Chromebook? ¿Por qué comprarlo?

Leave a comment

El mercado de las tablet y los portátiles estaba estancado. Para reflotar los números, los fabricantes se sacaron de la chistera algunos “inventos”. Entre ellos: portátiles convertibles, portátiles gaming, tablets baratas (de menos de 7 pulgadas), Chromebooks… De estos nuevos dispositivos destinados a usuarios totalmente diferentes, surgieron genialidades como la Surface Pro 5 (que está en camino). Pero también otros no tan geniales… En este artículo de opinión nos vamos a centrar concretamente en los Chromebooks y los usos que pueden tener estos convertibles con Chrome OS.

¿Qué son los Chromebook?

Los Chromebooks son ordenadores portátiles que utilizan como sistema operativo Chrome OS. No son nada nuevo. Ya hace mucho tiempo que aparecieron los primeros dispositivos chromebook. Fue en el año 2011 de la mano de Acer y Samsung. Si tuviéramos que explicar a niños de 5 años qué son, con decir esto valdría: simplemente son portátiles de pequeñas dimensiones que no ejecutan ni Android ni Windows como sistema operativo. Ejecuta Chrome OS.

¿Por qué son diferentes?

La gracia de estos dispositivos es que el software se ejecuta en línea, se ejecuta en la nube. Es decir, no necesitamos de un dispositivo muy potente para ejecutar programas ya que la nube de Google se encarga de ejecutarlos por nosotros. Cómo idea está muy bien pero ahora mismo comprarse un Chromebook es más perder el tiempo y el dinero que otra cosa. Al igual que Windows Phone es criticado por su falta de aplicaciones, a los Chromebooks les pasa algo parecido. Solo hace falta irse a la Chrome Web Store para ver las aplicaciones disponibles.

Conclusión

Si quieres un dispositivo tipo tablet, la opción del Chromebook no es mala. Dispondrás de una tablet con teclado y todos contentos. Si lo que realmente buscas es algo para que te haga de portátil o un portátil convertible, mejor busca otra opción. Ya que al Chromebook aún  le queda mucho camino por recorrer para competir con los más grandes en este terreno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *